¿Por qué nos pican los mosquitos?

Lo primero que hay que saber es que las que nos suelen picar son las hembras, y como os podéis imaginar es por pura naturaleza, la hembra necesita de nuestra sangre para poder completar su ciclo reproductivo.

Las proteínas de nuestra sangre le sirven para poder incubar sus huevos y que sean fértiles. Así que en este partido luchamos contra natura.

El mosquito durante la picadura nos está inyectando una proteína anticoagulante que hace que la sangre fluya y puede seguir alimentándose. Nuestro cuerpo reacciona ante la proteína extraña, liberando histaminas, que son las responsables del escozor, inflamación, enrojecimiento, etc, que nos afecta la zona después de que el mosquito se haya marchado.

Pero bueno, después de todo esto, ¿¿quién es más propenso a ser picado??

A través de varios estudios se ha contrastado que existen varios factores que favorecen las picaduras, y entre ellos, el principal es el olor corporal, ya que los mosquitos tienen un sofisticado sentido del olfato.

Los mosquitos disponen de gran cantidad de receptores distintos para el olor, lo que hace que se sientan atraídos por nuestro olor corporal. Y el principal factor que genera olor corporal es la acumulación bacteriana, por ello zonas como los pies o tobillos suelen ser uno de los puntos donde más picaduras se reciben.

Nuestro sudor es uno de los principales reclamos para los mosquitos, pero esto no quiere decir que debamos estar duchándonos cada 10 minutos, sino que debemos evitar mantener en nuestro cuerpo el sudor de varias horas, que es el que más atrae al mosquito.

Por ello una de las prevenciones más básicas es intentar tomar una ducha siempre antes de acostarse, ya que por la tarde/noche son los momentos más propensos a recibir picaduras.

Otros de los aspectos que nos puede hacer más propensos a recibir picaduras, es nuestro grupo sanguíneo. Hay referencias que indican que las personas con grupo sanguíneo O, son más propensas a recibir las temidas picaduras. Esto es algo ante lo que no podemos actuar…

El dióxido de carbono que emitimos durante nuestra respiración también nos hará más propensos a las picaduras, cuanto mayor cantidad, más picaduras recibiremos.

Así que cuanto más fuerte respiremos más dióxido de carbono despediremos. Se dice que las embarazadas son más propensas a las picaduras, debido a que en las últimas etapas del embarazo se exhala aproximadamente un 20% más dióxido de carbono.

Bueno ya sabemos qué factores influyen en que seamos picados, ahora intentaremos averiguar cómo nos podemos proteger de las picaduras.

244.jpg
  • Instagram
  • Facebook icono social

Suscríbete a nuestra newsletter

¡Recibe un cupón de descuento del 5% en tu próxima compra!

© 2020 Qualitat Heaven, S.L.. All Rights Reserved.  -  +34 900.103.582 -  info@sting-bye.com